Creando un ecosistema de publicidad digital seguro

La apuesta de Google por la creación de un ecosistema de publicidad digital saludable y sostenible es muy importante, tanto que llevamos trabajando en ello casi 20 años. Cada día invertimos mucho tiempo de nuestros equipos y recursos tecnológicos para proteger a los usuarios, anunciantes y editores que hacen que Internet sea tan útil. Y cada año compartimos acciones clave y datos sobre los esfuerzos que realizamos por mantener la seguridad del ecosistema mediante la aplicación de nuestras políticas en todas las plataformas. 
Docenas de nuevas políticas publicitarias para acabar con millones de malos anuncios
En 2018 nos enfrentamos a nuevos desafíos en áreas en las que la publicidad online podría utilizarse para estafar o defraudar a los usuarios offline. Por ejemplo, hemos creado una nueva política que prohíbe los anuncios a empresas de concesión de préstamos ya que nos hemos percatado de que este sector se ha aprovechado de los colectivos más vulnerables. Del mismo modo, cuando fuimos conscientes del aumento de anuncios que promocionaban experiencias que resultaban ser falsas para usuarios que buscaban servicios de rehabilitación, consultamos con expertos y restringimos la publicidad a organizaciones certificadas. En total, introdujimos 31 nuevas políticas publicitarias en 2018 para abordar los abusos en áreas que incluyen soporte técnico de terceros, revendedores de entradas, criptomonedas y servicios locales como reparadores de puertas de garaje, fianzas y servicios de rehabilitación. 
En 2018 eliminamos 2.300 millones de malos anuncios que violaban nuestras políticas, tanto las nuevas como las ya existentes, incluidos casi 207.000 anuncios de revendedores de entradas, más de 531.000 anuncios de bonos de préstamos y aproximadamente 58,8 millones de anuncios de suplantación de identidad (phishing). En resumen, más de seis millones de malos anuncios eliminados diariamente. 
Al mismo tiempo que protegemos a los usuarios de aquellos anuncios que consideramos malos, también estamos trabajando para ayudar r a los anunciantes a que sus creatividades cumplan con nuestras políticas. En línea a nuestros Centro de políticas de AdSense, el mes que viene lanzaremos un nuevo Administrador de políticas en Google Ads, que ofrecerá consejos sobre errores que se cometen frecuentemente y que infringen nuestras políticas, ayudando así a los buenos anunciantes a crear y publicar los anuncios que sí cumplen con los requisitos. 
Haciendo frente a las malas prácticas con nuevas tecnologías
El año pasado, también realizamos un gran esfuerzo por luchar no sólo contra la mala publicidad, sino contra los responsables de estos anuncios. una tecnología mejorada basada en machine learning, pudimos identificar y eliminar casi un millón de cuentas que promovían este tipo de publicidad, casi el doble de las que eliminamos en 2017. Cuando tomamos medidas a nivel de cuentas, conseguimos abordar la causa desde la raíz y proteger mejor a nuestros usuarios. 
En 2017 lanzamos una nueva tecnología que nos permite una eliminación más detallada de anuncios en sitios web, aun cuando sólo un pequeño número de páginas de ese sitio estén violando nuestras políticas. En 2018 lanzamos 330 clasificadores de detección para ayudarnos a identificar mejor el abuso a nivel de páginas web, es decir, casi tres veces el número de clasificadores que lanzamos en 2017. Así que, aunque sacamos a casi 734.000 editores y desarrolladores de aplicaciones de nuestra red publicitaria y eliminamos completamente los anuncios de casi 1,5 millones de aplicaciones, también tomamos medidas más específicas al eliminar los anuncios de casi 28 millones de páginas que violaban nuestras políticas de editores. Para ello, utilizamos una combinación de revisiones manuales y machine learning que nos ayudaron a detectar este tipo de infracciones. 
Abordando los retos clave dentro del ecosistema de la publicidad digital 
Desde denuncias de webs de ‘fake news’ hasta preguntas sobre quién está comprando publicidad política, pasando por operaciones masivas de fraude publicitario, existen multitud de preocupaciones importantes sobre el papel de la publicidad online en la sociedad actual. El año pasado lanzamos una nueva política de anuncios electorales en Estados Unidos antes de las elecciones de mitad de periodo de 2018. Verificamos cerca de 143.000 anuncios electorales en Norteamérica y lanzamos un nuevo informe de transparencia de publicidad electoral que ofrece más información sobre quién compró esta clase de anuncios. Además, en 2019 lanzamos herramientas similares antes de las elecciones en la UE e India
También continuamos abordando el desafío de la desinformación y de las webs de baja calidad, utilizando diferentes políticas que nos aseguren que nuestros anuncios apoyan a los editores legítimos y relevantes. En 2018 eliminamos anuncios de aproximadamente 1,2 millones de páginas web, más de 22.000 aplicaciones y casi 15.000 sitios de nuestra red publicitaria por violaciones de las políticas relativas a contenido tergiversado, que promueva el odio o sea de escasa calidad. En resumen, eliminamos anuncios de casi 74.000 páginas por violar nuestra política de contenido “peligroso o irrespetuoso”, y eliminamos aproximadamente 190.000 anuncios por las mismas causas. Esta política incluye la prohibición de los mensajes que inciten al odio y protege a nuestros usuarios, anunciantes y editores ante contenidos de este tipo en todas las plataformas. 
Cómo desmantelamos una de las mayores operaciones de fraude publicitario en 2018
En 2018 trabajamos estrechamente con la empresa de ciberseguridad White Ops, el FBI y otros actores relevantes en la industria para acabar con una de las operaciones internacionales de fraude publicitario más grandes y complejas que hayamos visto. Con el nombre en clave “3ve”, la operación utilizó tácticas sofisticadas destinadas a explotar centros de datos, ordenadores infectados con malware, dominios fraudulentos falsificados y sitios web falsos. En total, “3ve” produjo más de 10.000 dominios falsificados y generó más de 3.000 millones de solicitudes de ofertas diarias en su punto más álgido. 
Tratamos de evitar nuestros requerimientos, pero conseguimos llevar a cabo un desmantelamiento coordinado de su infraestructura. Remitimos el caso al FBI, y a finales del año pasado se anunciaron cargos contra ocho personas por delitos que incluían el robo de identidad y el blanqueamiento de dinero. Se puede encontrar más información sobre nuestra labor para desmantelarlo en nuestro Blog de Seguridad, así como a través de este white paper del que somos coautores junto con White Ops. 
Seguiremos abordando todos estos problemas porque, a medida que aparecen nuevas tendencias y experiencias online, también lo hacen nuevas estafas y nuevos actores con malas intenciones. En 2019, nuestro trabajo para proteger a los usuarios y permitir un ecosistema publicitario seguro, que resulta útil para los anunciantes y editores legítimos, continuará siendo una prioridad absoluta. 


Source: Google Oficial